Sin categoría

Es un zorrón, es perfecta

Domingo. 8:30 horas. Una mañana perfecta. Un café, noticias, pelota vasca en La Sexta y una lavadora en marcha. La vida de single mola casi siempre, el resto de tiempo es una puta mierda. Y uno se aficiona a la fotografía, a los videojuegos, al cine, a la lectura o incluso al deporte de gimnasio, todo con la intención de pasar el tiempo. A veces incluso escribe alguien desde la otra punta del mundo…

–¿Vas a la boda de María?

–¡Por supuesto! No me lo pierdo por nada, espero ser el soltero de la boda 😉 ¡Muchas ganas!

–jajajaja haces bien!

–Oye, por cierto, tienes una amiga de la que me he enamorado.

–jajajaj Sí? Quién?

–Se llama Laura.

–ajajajajaja ya sé por dónde vas y te entiendo, es asquerosamente perfecta. Pero… ¿La conoces?

–No, pero he leído sus textos y ha sido suficiente para perder la cabeza.

–jajajajajaja También te entiendo, si fuera lesbiana me la hubiera comido.

–¿Cuándo me la presentas?

Es perfecta, es un zorrón.

Es perfecta

Podría parecer una conservación normal de chat entre dos amigos que hace tiempo que no se ven y que han encontrado una coincidencia sobre la que hablar, pero es mucho más. Hace tiempo que se conocieron, según recuerdan en la copas de una amiga en las que tuvieron la oportunidad de debatir sobre política, periodismo, España, amigos, estudios, trabajo, etc… Y como suele pasar con la gente de humanidades (allí había varios de ellos de diferentes ramas), se divirtieron mucho. Hacía varios años de aquella velada pero no por ello iban a dejar de decirse las cosas claras.

–Es un zorrón, es tan maja que la odio. No se puede ser todo a la vez, porque además de escribir como nadie está buena.

–:O :O :O

– Porque…  la has visto en fotos ¿no?

–Apenas en un par, las que ha publicado por ahí…

–jajajajaja estás fatal. ¡Te la presentaré!

Su gozo en un pozo. Generar esas ilusiones poco después del amanecer debería considerarse de mal gusto. ¿Quién sabe qué hará con su vida? ¿Cuántos adanes la cortejarán? ¿Cómo de grande será su trastorno emocional? ¿Cómo de violento será su último novio? ¿Cuánto tiempo tendrá para regalar?

Él podría haber preguntado cientos de cosas pues son demasiadas las cosas que no sabe de ella, preguntas que nunca creyó que podría hacer a nadie pero que en un futuro cercano –piensa optimista– podrían hallar respuesta. Han sido muchos meses leyendo sus pensamientos, buena parte de ellos deseando que estuviera soltera, que cumpliera el mínimo de locura imprescindible y que –¡por Dios!– fuera tan guapa como en las pocas fotos que ha visto en todo este tiempo. Qué fácil es perder la cabeza por una bloguera, sobre todo por las que no se dedican a la moda.

Se imagina diciéndose las cosas a través de artículos asquerosamente cursis, una especie de correspondencia entre personas que conviven y comparten su tiempo. Un Post-it en la mesilla, un papel mal pegado en el espejo o una pintada en la nevera, en definitiva hacer de las palabras uno más. Y construir mesillas de noche con los libros que han leído, confundirse de gafas para ver la tele o competir para ver quién regala la novela más sorprendente a quién.

– En fin, haré todo lo que pueda para que la conozcas y que al menos habléis de los libros raros esos que ella lee.

–Te la deberé siempre.

Aunque no hubiera estado fuera de lugar, ya que se encuentra en la otra punta del mundo y allí ya era de noche, no le deseó felices sueños. Y si lo hubiera hecho, ella podría haberle respondido lo mismo sin perder un ápice de sentido a pesar de que aquí la mañana aún estuviera por estrenar.

@NuwandaVive

Autor

Nuwanda

90% postureo, 10% perversión. Dicen que en general me opongo. Escribo sobre las cosas de la vida sin periodicidad determinada. Comenta, pregunta lo que quieras y comparte ;-)

Todos sus post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *